domingo, 15 de mayo de 2011

No se vivir sin ti.

Y es que, cuanto más le quiero, más le echo de menos. Y es que cuanto más me falta, más me duele no tenerle. ¿Sabes, querido blog, que siempre me he considerado una chica bastante fuerte? Pero bueno, si soy una pastelosa que llora con las canciones de Mägo de Oz, y me sale una sonrisita tonta cada vez que me llega uno de sus mensajes espontáneos. A ver, nunca he sido una malota, pero nunca me ponía tontorra con estas chorradas. Qué asco de gente que me hace cambiar. Bueno, ¿Qué gente? Sólo ha sido una persona,  y qué persona. La odio tanto como la quiero. Bueno, tal vez más incluso. Baaaaah, venga ya Sonia, reacciona, no le odias. Odias convertirte en todo lo que has odiado por su culpa, pero no a él en sí. Pero es culpa suya, sí sí, eso sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario