domingo, 8 de mayo de 2011

En el amor, ni se gana ni se pierde, sólo se vive.


Me gustaría poder formar parte de su mundo, poder compartir su vida, estar cuando me necesite y que él esté cuando me hace falta. Pues eso, querido blog... ahora me siento un poco desubicada. No puedo estar sin él, pero sin embargo lo tengo que aguantar todos los días. Si estuvieramos juntos no serviría para nada... total, no puedo pasar ni una tarde con él. Pero si no me quiere, me muero. Esto es tan irreal... Sería todo más fácil si nunca le hubiera conocido, y ahora me encontraría buscando en mi ciudad a  mi alma gemela. Pero sin sufrir por nadie. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario