viernes, 27 de mayo de 2011

Distancia.-

El mundo es demasiado grande. Ochenta kilómetros suenan  a poco. Cuarenta minutos en coche, bah, no es nada. Entonces, ¿Por qué es tan difícil? No logro entender por qué cuesta tanto. Bueno, cueste lo que cueste, yo tengo bastante tiempo por delante, nada que hacer y muchas ganas de esperar. 
Pero somos dos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario